Económico - Financiero

¿Por qué debe contar su empresa con un Controller Financiero?

Porque todos los empresarios necesitan obtener la misma información contable y financiera para la adecuada toma de decisiones en su empresa y, en este sentido no hay diferencias entre las grandes empresas, las PYMES y, las microempresas, todas ellas precisan la misma información, la diferencia son los volúmenes con los que se trabaja.

Las grandes empresas necesitan un Director Financiero que coordine todo un departamento contable, financiero y administrativo y, que haga de nexo de unión con los accionistas del negocio. Estas grandes empresas disponen de recursos económicos para tener un Director Financiero en plantilla.

En las PYMES sin embargo, muchas de ellas con recursos líquidos más reducidos, se suele obviar esta figura para reducir costes, con la consecuencia de que a la larga el coste es mayor.

En toda empresa es imprescindible una correcta planificación y proyección económica y financiera del negocio. Todo empresario debe conocer las consecuencias económicas, fiscales, de financiación y de mercado que le conlleva la toma de una determinada decisión, es decir, debe actuar de forma PROACTIVA a su decisión.

En el desarrollo de este proceso económico se encuadra ADIAR.

¿Cómo le puede ayudar ADIAR?

Adiar es el Controller Financiero - Externo - que su empresa necesita.

Adiar analiza la información contable de su empresa aplicando todos los recursos de que dispone con el objetivo de verificar que la contabilidad es adecuada y sirve de base para realizar trabajos de análisis económicos financieros que sean útiles para la dirección de la empresa.

Una vez verificada la utilidad y veracidad de la información contable, Adiar usa dichos datos para realizar:

  1. una planificación económica de su negocio a corto, medio y largo plazo (Presupuestos de Explotación, de Tesorería ó Circulante, etc.).
  2. un análisis de las desviaciones entre el ciclo normal de su negocio y los resultados reales.
  3. un análisis de la estructura financiera de su empresa y el reajuste de la misma a los términos económicos - líquidos - reales de la empresa.
  4. un análisis de escenarios conservadores y/o arriesgados dentro de la planificación esperada del negocio.
  5. un estudio y redacción de nuevos procesos de trabajo que permitan optimizar recursos administrativos y humanos.

Y todo ello con el objetivo de ofrecer al empresario - socio, la información más completa y correcta para una adecuada toma de decisiones.

Los trabajos indicados pueden ser todo lo complejos ó simples como la empresa quiera ó en función a la veracidad de la información. Pero una vez elaborados, lo verdaderamente importante es el grado de implicación de la empresa para ajustarse a los mismos y tomar medidas correctoras en caso de desviaciones, para alcanzar los objetivos marcados por la dirección para un ejercicio económico.