Acciones o participaciones privilegiadas

La atribución de privilegios a una clase de acciones o participaciones está permitida por la ley.

Acciones o participaciones privilegiadas

Dichos privilegios pueden estar justificados por diversas circunstancias. Por ejemplo, porque el titular de estas acciones o participaciones ha pagado una prima superior para entrar en el capital de la sociedad, o porque asume un riesgo superior por invertir en una de las fases más tempranas de la vida de la empresa, o porque ha tenido una implicación especial y clave en el desarrollo y la expansión del negocio…

Los privilegios pueden ser de carácter económico o político. Por ejemplo:  

  • Económicos. Entre los privilegios de carácter económico cabe mencionar la posibilidad de cobrar un dividendo preferente (que puede ser acumulativo o no con el dividendo ordinario), o un derecho de liquidación preferente, de forma que se garantice al socio un reintegro mínimo en caso de que la sociedad se venda a un tercero o se liquide.
  • Políticos. Como privilegios políticos pueden mencionarse, por ejemplo, el derecho a designar un miembro en el Consejo de Administración, o la necesidad de que para adoptar determinados acuerdos se requiera la aprobación de la mayoría de esta clase de acciones o participaciones.

 

Existen situaciones que justifican la existencia de acciones o participaciones privilegiadas. Analizaremos su caso concreto y verificaremos si son convenientes en su empresa.

 

 


Si quiere conocer las últimas noticias y novedades, subscríbase a nuestra Newsletter